anterior autor siguiente

        A POLONIA

El león generoso
En su nativa selva sorprendido,
Puede el cuello velloso
Rendir desfallecido
Y acallar entre hierros su bramido:

Empero la cadena
Rompe, llegando el vengador momento;
Sacude la melena,
Gira el ojo sangriento,
Y su furor derrama por el viento.

Y tú que en otros días
La turca muchedumbre desbordada
Cual león combatías
Y de Europa la entrada
Dejaste de turbantes adornada;

Al revolver ios ojos,
Viste, ¡oh Polonia! a pérfidas naciones
Entorno por despojos
Desgarrar tus pendones,
Y caíste entre férreos eslabones.

Mas súbito revives
Hoy a tu gloria, ¡oh patria de valientes!
Y nuevo ardor concibes,
Y nuevos combatientes
Alzan con torva indignación las frentes.

El déspota que enantes
Al profundo gemir cerró el oído,
Ábrelo a los sonantes
Ecos de tu rugido,
Álzase y se estremece enfurecido;

Y en su agitada mente,
En polvo tu existencia desbarata;
Y a devorarte, gente
Sin número desata,
Cual olas la espumante catarata.

Opresa y sola al verte,
Creyó el orbe mirarte sucumbiendo
A inevitable suerte;
Mas entre humo y estruendo
Combates fuerte y sigues combatiendo.

Tus hijos despeñados
Acuden a la lid. ¿Quién no blandea
El hierro? Montes, prados,
Campo son de pelea:
Corre la sangre y fecundante ondea.

¡Oh de virtud divina
Madre fecunda! ¡oh reina destronada!
Si alguno tu rüina
Medita, si la espada
Vibra contra los tuyos afilada,

¡En el día temido
Alce a verte, y envidie en su tormento
A Caín maldecido,
Y por siglos sin cuento
Hundido yaga entre cadenas ciento!

¡Polonia! ¡El que te asiste,
Que del sepulcro alzose omnipotente,
Si la palma obtuviste
Del martirio, fulgente
Lauro algún día ceñirá a tu frente!

autógrafo

Miguel Antonio Caro


Después del fin desgraciado de la última guerra de Polonia, ha querido el autor conservar esta composición, anteriormente escrita, siquiera como una manifestación americana, la menos expresiva, no la menos sincera, de simpatía por aquel pueblo, por su causa y por sus mártires. Quédese para los discípulos de Epicuro y de Bentham, culpar

              ..."al guerrero generoso
        Que muere por su patria en la pelea,
        Y gana con morir que más gravoso
        Para su patria el despotismo sea".


subir volver Poesías (1866)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio