anterior autor siguiente

              HORA XXXIII

                EL PIANO

Hubo ya un tiempo en que la Musa mía
                    La poética frase
Fácilmente encontraba que expresase
La tristeza del alma ó su alegría.

                    Ese felice día
Se hundió en la eternidad. Mi alma cansada,
                    Con tono dulce y grave,
                    En voz no articulada
Quisiera hacer sentir a los oídos
Lo que ella muda sufre y sola sabe.

Tú me das esa voz, mi alma interpretas
Cuando la diva inspiracion tu mano
Guía sobre las teclas del pïano:
Voz no aguda ó cruel como el gemido
Ni artificiosa como acento humano.

                    Tú mis penas expresas
En deliciosas notas de armonía
                    Que halagan los sentidos
Y aduermen la doliente fantasía.

En la mente sembrada de recuerdos
                    Flor de esperanza nace;
El alma vagos horizontes mira
Y en su misma tristeza se complace.

autógrafo

Miguel Antonio Caro


subir volver Horas de amor (1871)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio