anterior autor siguiente

    LA RECONCILIACIÓN

Indigno de tu gloria
Fuera ¡varón magnánimo!
El rayo que en la guerra
Vibraste vengador,
Si no transfiguraras
El lampo aquél terrífico
En plácida aureola
De universal amor.

No, no todo eres nuestro:
Tu cuna asombra el Ávila;
Mas la tenaz constancia,
La inquebrantable fe,
Virtud es de la tierra
Que baña el mar Cantábrico;
De vascos genitores
Herencia sólo fue.

Como en aislada roca
Posa, cansada, el águila
Que dominó en su vuelo
Cuanto ilumina el sol,
Tú así en confín remoto
Vas a rendir tu espíritu,
Bolívar, y descansas
En túmulo español.

Tú voz, más poderosa
Que la espada flamígera,
Las almas avasalla
Con ráfagas de luz;
Y aun más altilocuente
Aquel misterio fúnebre
Clamando está a tus hijos:
¡Perdón y gratitud!

Lidió contra sí misma
Cruel la raza ibérica;
Mas el cielo piadoso
Del mal suscita el bien.
Harto expiado habemos
Odios, furores, crímenes...
Y ya se anudan lauros
De Boyacá y Bailén.

Pásmense los extraños;
Gima hoy la envidia pérfida,
Si en su pálido rostro
Brilló sonrisa vil
Cuando a la destronada
Reina de las Américas
Lanzar vio el áureo cetro
Roto en pedazos mil.

De la humeante ruina
Se alza el materno lábaro;
Iris tempestuoso
Sereno esplende ya;
Y desde el regio alcázar
Hasta las playas últimas
Hermanos pabellones
Batiendo el viento va.

Resurgen las Españas
Doquier suba al Empíreo
En castellano acento
Cristiana invocación.
Doquier sus ondas vuelva,
Ciñe asombrado el piélago
Los miembros renacientes
De la inmortal Nación.

¡Qué amplio el patrio horizonte!
Madre y adultos vástagos
Concorde unión estrechan
Tras la nefasta lid.
De esfuerzos, de dolores,
Este es dichoso el término,
¡Oh sombras venerandas!
Tranquilas ya dormid.

De la civil contienda
Ahogóse el grito bárbaro
Que espanto difundía
Del uno al otro mar;
Y al Padre bendiciendo
En apacibles cánticos,
De la concordia honramos
El restaurado altar.

En secular concento
Decid gloria al Altísimo,
¡Pueblos! y congregados
Eterna paz jurad.
¡Y amor su fuego avive;
Y de insania y de escándalos
Pura se ostente al mundo
La virgen Libertad!

autógrafo

Miguel Antonio Caro


subir volver Obras poéticas (1929)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio