anterior autor siguiente

  A MANOS TEMBLOROSAS CAYÓ EL AHORA DE LO QUE TEMBLÓ EN EL PRESENTIR

Ya es este el día, el presentido día
que temblaba en nosotros al pensado
entre los por venir del amor nuestro.
Día que habría de brillar sólo para uno de los dos
y en que vería mis dedos infelices llegándose a sus ojos
sin mirada, para correr los párpados. Que cubrieran
de miradas a los que ya eran ojos sólo para ser vistos.

autógrafo

Macedonio Fernández


subir volver Obras Completas. IV Poemas 2   siguiente anterior
de Papeles de recienvenido y continuación de la nada 1944 Poemas II
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio