anterior autor siguiente

        EL AGUA

¡Ay, el agua se me escapa
se me escurre por los dedos!
Es la misma, la que corre
por el rumbo del riachuelo.

Y en la luz de las cascadas
canta y baja por los cerros.
La del gozo de la lluvia
que da al campo un verde nuevo.

La que copia en el remanso
cielo y nube y hoja y vuelo.
La callada, la que pasa
por la huerta del labriego.

La que salta por los grifos
y se parte en mil reflejos.
La que todo lo hace limpio,
la que en nube torna al cielo.

La más clara:  la del río.
La más pura:  la que bebo.
¡Ay, el agua se me escapa,
se me escurre por los dedos!

autógrafo

Manuel Felipe Rugeles


subir volver ¡Canta, Pirulero! (1950)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio