anterior autor siguiente


La vejez en los pueblos.
El corazón sin dueño.
El amor sin objeto.
La hierba, el polvo, el cuervo.
¿Y la juventud?

En el ataúd.

El árbol, solo y seco.
La  mujer, como un leño
de viudez sobre el lecho.
El odio, sin remedio.
¿Y la juventud?

En el ataúd.

autógrafo

Miguel Hernández


subir volver Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio