anterior autor siguiente


El número de sangres
que el mundo iluminó
en dos halló el principio:
              tú y yo.

El número de sangres
que es cada vez mayor
en dos busca sus fines:
              tú y yo.

El número de sangres
que en el espacio son
en dos son infinitos:
              tú y yo.

autógrafo

Miguel Hernández


subir volver Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio