anterior autor siguiente


No te asomes
a la ventana,
que no hay nada en esta casa.
Asómate a mi alma.

No te asomes
al cementerio,
que no hay nada entre estos huesos.
Asómate a mi cuerpo.

autógrafo

Miguel Hernández


subir volver Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio