anterior autor siguiente

A LA SEÑORA DOÑA PILAR SINUÉS Y NAVARRO QUE HABÍA HECHO UNOS VERSOS A MI CORONACIÓN

Tú pusiste una flor pura y graciosa
En la corona que adornó mi frente,
Y a mí es muy grato en la ocasión presente
Ceñir tus sienes de flamante rosa.
Vas, amable Pilar, a ser esposa,
Consagrando en las aras de Himeneo
Tu libertad y gracias juveniles.
¡Dichoso a quien se guarda este trofeo!
Yo, aunque agobiado con ochenta abriles,
Tomo, cual debo, parte en tu alegría
y en débil, sí, pero sincero acento,
Tu nombre doy para aplaudirle al viento,
Y acompaño tu triunfo en ese día.

autógrafo

Manuel José Quintana,
Madrid 10 de enero de 1836


subir volver Manuel José Quintana   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Incluido en Biblioteca Cervantes Virtual. Biblioteca de autor.
Manuel José Quintana