GERINELDOS, EL PAJE

Del color del lirio tiene Gerineldos
dos grandes ojeras;
del color del lirio, que dicen locuras
de amor de la reina.

        Al llegar la tarde,
        pobre pajecillo,
        con labios de  rosa,
        con ojos de idilio;
        al llegar la noche,
        junto a los macizos
        de arrayanes, vaga,
        cerca del castillo.

        Cerca del castillo,
        vagar vagamente
        la reina le ha visto.
        De sedas cubierto,
        sin armas al cinto,
        con alma de nardo,
        con talle de lirio.

autógrafo

Manuel Machado


subir volver Alma (1902) Estatuas de sombra   siguiente anterior
enlace Versión I Romancero
enlace Versión II Romancero
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio