anterior autor siguiente

        Beato Angélico
      LA ANUNCIAClÓN

La campanada blanca de maitines
al seráfico artista ha despertado,
y, al ponerse a pintar, tiene a su lado
un coro de rosados querubínes.

Y ellos le enseñan cómo se ilumina
la frente y las mejillas ideales
de María, los ojos virginales,
la mano transparente y ambarina.

Y el candor le presentan de sus alas
para que copie su infantil blancura
en las alas del ángel celestial,

que, ataviado de perlinas galas,
fecunda el seno de la Virgen pura,
como el rayo del sol por el cristal.

autógrafo

Manuel Machado


subir volver Apolo (Teatro pictórico) (1911)   siguiente anterior
Beato Angélico. LA ANUNCIAClÓN Beato Angélico - LA ANUNCIAClÓN
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio