anterior autor siguiente

        Zurbarán
  ENTIERRO DE UN MONJE

Dejando la quietud de los sitiales,
en procesión de lívida gordura,
surgen del claustro, en la humedad oscura,
las blancas estameñas monacales.

Campanudos acentos funerales
estremecen la vieja arquitectura,
y el blanco vaho del alba se aventura
por las altas ventanas ojivales.

Despojos son no más, miseria inerte,
polvo que torna, en brazos de la muerte,
a devolver sus átomos al suelo:

que el blanco monje, de virtudes muestra,
rodeado de Santos, a la diestra
de Dios Nuestro Señor, está en el Cielo.

autógrafo

Manuel Machado


subir volver Apolo (Teatro pictórico) (1911)   siguiente anterior
Zurbarán ENTIERRO DE UN MONJE Zurbarán - ENTIERRO DE UN MONJE
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio