anterior autor siguiente

        Van-Dick
  UN PRÍNCIPE DE LA CASA DE ORANGE

A este joven señor, tan bellamente
vestido, blanco el traje y la gorguera,
blanca la tez, envuelve en luz poniente
el oro viejo de su cabellera.

De su apostura la elegante gracia
tiene una laxitud de laxitudes,
y en el pecho, podridas, las virtudes
de su clara y fatal aristocracia.

Tedio y desdén en la orgullosa frente,
vago pesar en la mirada infausta....
lujosísima espada en joyas rica.

Cruza una banda el busto indiferente.
Blanca mano espectral, de sangre exhausta,
y en la mano un limón, que significa...

autógrafo

Manuel Machado


subir volver Apolo (Teatro pictórico) (1911)   siguiente anterior
UN PRINCIPE DE LA CASA DE ORANGE de Van-Dick Van-Dick - UN PRINCIPE DE LA CASA DE ORANGE
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio