anterior autor siguiente

        Goya
  LOS FUSILAMIENTOS DE LA MONCLOA

Él lo vio... Noche negra, luz de infierno...
Hedor de sangre y pólvora, gemidos...
Unos brazos abiertos, extendidos
en ese gesto del dolor eterno.

Una farola en tierra, casi alumbra
con un halo amarillo que horripila,
de los fusiles la uniforme fila
monótona y brutal en la penumbra.

Maldiciones, quejidos... Un instante
primero que la voz de mando suene;
un fraile muestra el implacable cielo.

Y en convulso montón agonizante,
a medio rematar, por tandas viene
la eterna carne de cañón al suelo.

autógrafo

Manuel Machado


subir volver Apolo (Teatro pictórico) (1911)   siguiente anterior
Fusilamientos de la Mocloa de Goya Goya - Fusilamientos de la Moncloa
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio