anterior autor siguiente

        BESOS

                IV

        TU CABELLERA

Déjame ver tus ojos de paloma
cerca, tan cerca que me mire en ellos;
déjame respirar el blando aroma
que esparcen destrenzados tus cabellos.

Déjame así, sin voz ni pensamiento,
juntas las manos y a tus pies de hinojos,
embriagarme, en el néctar de tu aliento,
abrasarme en el fuego de tus ojos.

Pero te inclinas... La cascada entera
cae de tus rizos óndulos y espesos.
¡Escóndeme en tu negra cabellera
y déjame morir bajo tus besos!

autógrafo

Manuel María Flores


subir volver Pasionarias   siguiente anterior
Primera parte  
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio