Te recitaba Bécquer... Golondrinas
refrescaban tus sienes al volar;
las mismas que, piadosas, hoy, Teresa,
sobre tu tierra vuelan sin cesar.
Las mismas que al Señor, de la corona
espinas le quitaron al azar;
las mismas que me arrancan las espinas
del corazón, que se me va a parar.
Golondrinas que vienen de tu campo
trayéndome recuerdos al pasar
y cuya sombra acarició la yerba
bajo que has ido al fin a descansar.

autógrafo

Miguel de Unamuno


subir volver Teresa (1924)   siguiente anterior
enlace Gustavo Adolfo Bécquer - Volverán las oscuras golondrinas
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio