anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

          L'APLEC DE LA PROTESTA

          Barcelona, 21 X 1906

Fundiéronse en el aire las palabras
de los tribunos,
resonó el circo en un batir de palmas
—l'aplec de la protesta—
luego brotó un pañuelo
y al punto se pobló la gradería
de blancas flámulas.
Diríase una banda de gaviotas
después de haber posado a flor de océano
cuando alza el vuelo
y un momento se agita a ras del agua,
templando la partida.

En el cuello del pecho un nudo todos
sintieron repentino,
y el picor en los ojos de las lágrimas
por pudor contenidas.

«¡Oh, que es hermoso!»
exclamaban blandiendo sus pañuelos,
«¡Oh, que es bonito!»
Fue el triunfo de la estética,
¡el espectáculo!
«¡Oh, que es hermoso!»
y cebaban sus ojos conmovidos
en aquella nevada
como de grandes pétalos de lirio.

«¡Oh, que es hermoso!»
y los blancos pañuelos protestaban
en aplec de protesta.

«¡Oh, que es bonito!» y ve, la muchedumbre
vacía sus sentires
en esa voz de triunfo.

¡Todo un momento, sí, todo un momento,
una impresión de vida,
de vida volandera;
los sentidos gozaron un regalo,
fiesta para los ojos,
sardana de pañuelos agitados,
fusión de las miradas
en un solo momento de hermosura...
fue la protesta!

Y allí acabó, sumida en el momento,
allí se deshojó su flor brillante,
la flor de la protesta;
sus blancos pétalos
se agitaron por cima del océano
de las cabezas,
del mar de corazones por encima,
se ajaron luego...

¡Momento de hermosura... bien! ¿y el fruto?
Y al salir en el río de la gente
bajo el cielo a que lavan lagoteras
brisas del mar latino,
sentí en mi pecho
la voz grave del mar de mi Vizcaya,
la que brizó mi cuna,
voz que decía:
«¡Seréis siempre unos niños, levantinos!
¡Os ahoga la estética!»

autógrafo
Miguel de Unamuno


subir   poema aleatorio   Poesías (1907)   siguiente / next   anterior / previous
Cataluña