anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        RIMA XIII

"Un haikai para Bécquer: Gustavo
Adolfo Bécquer, acordeón tocado por un ángel"

(Eugenio d'Ors. «El nuevo glosario»)

Me muero de un mal cursi, Bécquer mío;
      se me agota el pulmón,
y me cuna la muerte tu ángel cursi
      con su acordeón.
Aquel acordeón que a mi Teresa
      sostuvo el corazón;
aquel acordeón de aire marino
      y de pura emoción.
De una emoción tan cursi y tan pasada
      de moda —¡y con razón!—
que mezcló nuestras lágrimas inútiles,
      ¡perdón, por Dios, perdón!
Y es que ella no sentía la pianola
      mecánica, ni al son
del disco del fonógrafo podía
      adormir su pasión.
¿Oyes, Teresa, en estas noches claras
      angélico acordeón
mientras los sapos van de caza y cantan:
      clinclón, clinclón, clinclón?...

autógrafo

Miguel de Unamuno


subir   poema aleatorio   Teresa (1924)   siguiente / next   anterior / previous