anterior autor siguiente

    INQUIETUD

¡Lima sorda, lima lenta!
¡Cuándo vas a dar de mano?
No es lucida tu constancia;
está en los suelos el árbol
y es torpe cosa ensañarse
con el que está doblegado.

¡Lima sorda, lima lenta!
No puedo volver el paso
y hacer lo que ayer no hice,
ni borrar lo consumado...

¡Lima sorda, lima lenta!
¡Instrumento carcelario!
En vez de limar las rejas
y los grillos del penado,
índice ciego te guía
y vas comiendo mis manos,
mi voluntad... y el camino
me va pareciendo largo...
Como subida arenosa
para los pies de un anciano.

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Garba (1913)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio