anterior autor siguiente

    BREVE Y PARALELA

    LA MEDITACIÓN

Un cerco de finas púas
ciñe toda meditación;
cada entrada en el cercado
es estría en el corazón,
o cabello cano en el pelo
o en la frente duro tachón.
Pero ¿quién rehúye la entrada?
¿Quién se queda sin ver a Dios?

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Evoluciones (1918)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio