anterior autor siguiente

            IV

  Y EL CHÓFER VOLVÍA LA CARA

En aquel taxis, aquella noche,
y en aquel parque, llorando como de verdad,
tu naricilla fría y mi barba rapada...
—¿recuerdas?— el chófer, curioso y rabioso.
volvía la cara de apache.
(Parque central de Nueva York,
cinco minutos cruzando la noche;
la pelirroja venal, llorando en mi hombro,
y, delante, la vacilación criminal del chófer).

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Jacinta la Pelirroja (1929)   siguiente anterior
manuscrito Manuscrito de José Moreno Villa
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio