anterior autor siguiente

            XII

  JACINTA COMPRA UN PICASSO

Para su casa rectilínea,
—sin roperos, con garaje y jardín,
piscina y mullidos tapices—.
Jacinta compra un Picasso a tres tonos:
rosa, blanco y azul.
Me recibe brincando. Y me abraza:
—¿No ves qué línea?—dice.
¿No ves qué fuerte y qué dulce?
y Jacinta se besa la mano.
La mano que dio los dineros.
Dineros por arte.

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Jacinta la Pelirroja (1929)   siguiente anterior
manuscrito Manuscrito de José Moreno Villa
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio