anterior autor siguiente

            XIV

  JACINTA QUIERE ESTUDIAR EL TEATRO RUSO

Las plataformas secas y los planos interferidos,
las rampas que se sumergen en lo negro,
todo ese mundo descarnado donde la carne
humana sorprende,
fue para Jacinta magneto irresistible.
—¿Iremos, iremos a Moscú?
Vámonos, vámonos.
—Sí, vámonos. A ese teatro ruso. A ese teatro rojo,
a ese universo de tacto y no-tacto,
de mano de ciego en el vacío
y pie de ciego en clavos de punta.
Vámonos, porque tú también eres algo rusa.
Vámonos, porque yo también soy algo ciego.
Vámonos. Tú, como bailando.
Yo, como leyendo.

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Jacinta la Pelirroja (1929)   siguiente anterior
manuscrito Manuscrito de José Moreno Villa
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio