anterior autor siguiente

2ª PARTE

JACINTA ES INICIADA EN LA POESÍA

            I

  SI MEDITAS, LA LUNA SE AGRANDA

Yo tengo un tren que descarrila,
pero del que siempre salgo con vida.
¡Ven, vamos! Viaje de cien días
y después, mano alta y sonrisa.

Por el bien y el cómo y el porqué
morimos de asco y pesadez.
Mira que la luna se agranda
si la enfocas una hora larga.
Mira que te come la luna.
Mira que está sobre la nuca.
Luna... luna.

Tengo lista la avioneta.
La que con el aire tropieza,
sin que jamás le estorbe la tierra.

¡Ven, vamos! Sin rumbo, ni estrella.
Después, un hopo de zorra en la atmósfera quieta.

Si meditas, la luna se agranda.
si meditas, la remolacha
sabe a tierra y escarcha.

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Jacinta la Pelirroja (1929)   siguiente anterior
manuscrito Manuscrito de José Moreno Villa
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio