anterior autor siguiente

            X

Todas las ventanas, abiertas: ¡tírate!
Las puertas, de par en par: ¡vete!

Hay una curva lenta por los senos de la montaña.
Un buey lame la hostia solar en el agua.
El agua se derrite al calor de la lengua.
Se desvanece el buey. La curva se proyecta
en sus cuernos y sus cuernos crean la luna
moruna,
perfil de teta
diamantina.
Todas las ventanas abiertas: ¡brinca!
Las puertas, de par en par: ¡vete!

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Jacinta la Pelirroja (1929)   siguiente anterior
manuscrito Manuscrito de José Moreno Villa
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio