anterior autor siguiente

    CARAMBA 59

¿Quién puso el pie sobre la garganta difunta?

Los helicópteros huyeron y... hasta la vista.
Hoy yacen aquí los ojos y allí la camiseta
sin que los aviones reparen en tanto despilfarro.

Vete y mira.

Cuando llegues al puente, respira.
Y si pasas de la limitación,
suelta el corazón;
porque da gusto ver cómo baja la oropéndola
sobre las nubes, hasta dar en la pantorrilla.

autógrafo

José Moreno Villa


subir volver Carambas (1931)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio