anterior autor siguiente

        CALOR

El calor raja la noche.
La noche cae tostada
sobre el río.

¡Qué grito,
qué grito fresco en las aguas
el grito que da la noche
quemada!

Rojo calor para negros.
¡Tambor!
Calor para torsos fúlgidos.
¡Tambor!

Calor con lenguas de fuego
sobre espinazos desnudos...
¡Tambor!
El agua de las estrellas
empapa los cocoteros
despiertos.
¡Tambor!
Alta luz de las estrellas.
¡Tambor!
El faro polar vacila...
¡Tambor!

¡Fuego a bordo! ¡Fuego a bordo!
¡Tambor!
¿Es cierto? ¡Huid! ¡Es mentira!
¡Tambor!
Costas sordas, cielos sordos...
¡Tambor!

Las islas van navegando,
navegando, navegando,
van navegando encendidas.

autógrafo

Nicolás Guillén


subir volver West Indies, Ltd. (1934)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio