anterior autor siguiente

    ARTE POÉTICA

Conozco la azul laguna
y el cielo doblado en ella
y el resplandor de la estrella.
Y la luna.

En mi chaqueta de abril
prendí una azucena viva
y besé la sensitiva
con labios de toronjil.

Un pájaro principal
me enseñó el múltiple trino.
Mi vaso apuré de vino
Sólo me queda el cristal.

¿Y el plomo que zumba y mata?
¿Y el largo encierro?
¡Duro mar y olas de hierro,
no luna y plata!

El cañaveral sombrío
tiene voraz dentadura,
y sabe el astro en su altura
de hambre y frío.

Se alza el foete mayoral.
Espaldas hiere y desgarra.
Ve y con tu guitarra
dilo al rosal.

Dile también del fulgor
con que un nuevo sol parece:
en el aire que la mece,
que aplauda y grite la flor.

autógrafo

Nicolás Guillén


subir volver La paloma de vuelo popular (1958)   siguiente anterior
Voz: Nicolás Guillén Voz: Nicolás Guillén

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio