anterior autor siguiente

        LOS VIENTOS

Usted no puede imaginar
cómo andaban estos vientos anoche.
Se les vio  los ojos centelleantes,
largo y rígido el rabo.

Nada pudo desviarlos
ni oraciones ni votos
de una choza
o de un barco solitario
de una granja
de todas esas cosas necesarias
que ellos destruyen sin saberlo
Hasta que esta mañana los trajeron atados.
Cogidos por sorpresa, lentos enamorados
Cuando vagaban pensativos
Junto a un campo de dalias.
Esos de allí a la izquierda
Dormidos en sus jaulas.

autógrafo

Nicolás Guillén


subir volver El gran zoo (1967)   siguiente anterior
Voz: Nicolás Guillén Voz: Nicolás Guillén

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio