anterior autor siguiente

  NOCTURNO 7

La noche, navegando
como ayer,
como siempre,
por aguas de silencio,
de calma,
de misterio.
Y el campo, las ciudades,
los árboles,
lo inmóvil,
rodando por el aire,
como ayer,
como siempre,
a miles de kilómetros,
hacia el sol,
hacia el día,
para seguir de nuevo,
sin descanso,
sin tregua,
el mismo derrotero
de oscuridad,
de estrellas.

¡Qué motivo de asombro!...
¡Cuánta monotonía!

autógrafo
Oliverio Girondo


subir volver Persuasión de los días (1942)   siguiente anterior
inglés Translated by Irina Urumova y Juan Ribó Chalmeta
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio