anterior autor siguiente

        RELOJ DE ARENA

Desdichado lector tuya es la mano
que puso en marcha este reloj de arena:
las sílabas ya caen grano a grano
allá abajo palpita tu condena

Estas líneas que miras ahora mismo
son columnas de arena vertical:
vas con ellas fluyendo hacia el abismo
vas goteando hacia el fondo del cristal

Ay cómo entre los versos te deslizas
Mira cuán bajo has descendido ya
De peldaño en peldaño viento pisas:

casi vacío el otro vaso está
Se te acaba la arena: no hay demora
Despídete lector: llegó tu hora

autógrafo

Óscar Hahn


subir volver Estrellas fijas sobre un cielo blanco   (1989)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio