anterior autor siguiente

        VOCACIÓN DE QUIETUD

Y de repente, esta vocación de quietud,
de mariposa que quiere regresar a la crisálida,
de ser viento apresado entre una caracola.
Este deseo loco de parar, de envolverse en la neblina,
de ignorar el llamado, la proclama,
de que los días sean apenas una música,
una conversación en la penumbra,
un nombre que regresa navegando
entre el vaho calinoso de la sopa,
un no ser siendo,
hacia la gran caída.

autógrafo

Piedad Bonnett


subir volver Las Herencias (2008)   siguiente anterior
VOCACIÓN DE QUIETUD  
Voz: Piedad Bonnett Voz: Piedad Bonnett

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio