LLORO POR ESTE DÍA

“Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño.
Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.”

Federico Garcia Lorca.

 Lloro por el hambre
Que broncea como el sol

Lloro por los niños
              Que defecan sin pañales

Lloro por la mujer que saca
Sus pechos sin ningún pudor
Y muestra su hilo dental
Para veranear un horizonte
Con palabras obscenas

Lloro por el agua que emigra
Por los pájaros sin alas
Que pierden su patria aérea

Lloro por los huérfanos

Lloro por la muerte que pulula
              Todos los días
Con banderas de victoria ciudadana

Lloro por la vida que se vive
              Entre lanzas
Lloro por los que no vencieron
              A la muerte
Y viven en jaulas anónimas
Lloro por los caminos que lloran

Lloro por la vida de rodillas

Lloro por la guitarra rota
                        De la violencia
Lloro por la herida que llevo dentro
Lloro por la locura de estar cuerdo
    Herido
            Roto
                  Perseguido
                              Anónimo
Entre el rostro de la arena
O Las piedras
Respirando sin zapatos
Sin techo
              Ni día
Sólo noche
Estocadas del hambre
Entre hojas sordas y mudas

Lloro por los santos de la santa iglesia
Por las manos que ganaron
          La ofrenda
Pensando en el sueño
De multiplicar los panes

Lloro porque todavía somos esclavos
Y nos conformamos con desabrochar
El sufrimiento sin vencerlo

Lloro por los condenados
                A la pobreza
Por los poderosos que se publicitan
Todos los días en los periódicos
Y no tiran a la calle
El pan soñado
          El juguete soñado
                        Ni las sobras…

Lloro por los que desatan el llanto
Y compran el silencio
Lloro por los victimarios que son
                                    Muchos
Y se beben la sangre como inmortales
Lloro por ese sueño de creer todavía
Que estoy vivo
                    Suspirando sombras
                    Soñolientas cartas
                    Pronunciando nombres
Rasguñando el túnel de la vida

Llorar a veces nos salva
De ese río macabro de sentirnos vivos.

André Cruchaga
08092003



subir volver  Vasta sed   siguiente  anterior
enlace Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño - Federico García Lorca
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio