Resurrección del viento

Galopa, galopa, corcel de espuma aérea
relincha con tu canto de hojas
con tu fruto de manos y nubes
y tu paladar de lluvias y flores.
Tu vientre con sombra eterna
va hiriendo el día y luego la noche.
no descansa las manos ni el sueño

Tienes aroma de agua y tormenta
sabor de harina y costa ciega.
Golpeas la hondura de los hombres
y caes como golpe de espada en árboles,
y sigues elevándote, cometa de nada,
gentil ruiseñor sin silencios,
con alas de vidrio otoñal
con furia de fruta de invierno.

¿Quién detiene tu paso oscuro en la noche?
¿Quién te enfrenta cuando atacas el crepúsculo?

Enciendes tu llama de aire eterno,
tu diente de sable lunar que gira y gira
y todo te teme en tu avanzar oscuro
en tu susurro de amor y muerte
y en tu pastar de muros caídos.

La tierra te atrapa con las manos abiertas
los árboles desgranan sus ramas
el pescador enciende los remos y huye
y el poeta te canta en su silencio:
"Galopa, galopa corcel de espuma aérea
relincha con tu canto de hojas
y nace desde el sueño del mundo
donde mi canto es tu voz volviendo"

Benjamín León



subir volver  Benjamín León  siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio