Rigores norteños

Allá por los extremos boreales,
que congelaron aires ventisqueros,
se expanden los airados aguaceros
que zumban entre gélidos glaciales.

La vida se endurece a los mortales,
muestra indecisa sus rasgos someros,
dardos de luz, sin parecer certeros,
por los inaccesibles ventanales.

Que al Norte tiranizan inclementes
rigores inflexibles, ateridos,
yertos, de vida y de calor ausentes.

Del viento en soledad brotan gemidos
que comparten, en gamas diferentes,
las peripecias de sus mil sonidos.

Francisco Croché de Acuña



subir volver  Los rumbos de la veleta   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio