anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

    HOY

Hoy, como gustar, no me gustó nada.
Parece como si el alma se repartiera
entre dos orillas de un río revuelto.
Que ya no se conocen a mitad de camino
después de haber nacido juntos, agua y orilla.
Me resulta difícil decirme, nombrarme a mí mismo
en medio de este caos de nubes  y soles a rachas.
Esas nubes que avecinan engorde para el río
y negros presagios para tierra firme.

Y en mis orillas nacen frutales desesperados
para una hambruna que me fustiga cada día,
y tapan mis ojos espuelas de tiempo y fecha
y no veo mas que orilla sobre orilla y orilla punzante.

Parezco una metáfora amarga que se retrasa
en su explicación, y así, con voluntad tullida,
voy torpe y confuso de opinión en opinión
como un tertuliano desorientado y aglomerado en silencios.

Casi no noto en mí lo verdadero de lo falso
y la viceversa que se versa en su propio contenido.
Están los diccionarios almacenados, apilados, como pasajeros
acribillados a preguntas a la puerta de mi cueva.

Asomo los ojos a los cristales de mi escuela
y encuentro a un niño que me mira confundido,
y veo paisajes que eran más sueños que la realidad
que me achata las evidencias de este calendario crecido.

Existen días en que me exteriorizo con abandono
y con malentendidos que no son sino humos
de presagios que azotan el pupitre de mi memoria.

Y así, constantemente y con insistencia suicida
circulan mis instintos por los cementerios de la esperanza.

Me harto a remendar los bolsillos rotos de mi alma,
zurcido sobre zurcido y mis dedos en su fuerza
crean callos de dolor que impiden restaurarse.

Espero que mañana me aprecie un poco más.
Que los contrastes de mi cueva tengan argumentos
que absorban este vagar continuo y desorientado,
este perder mis monedas de cambio para el destino.

Jesús Hermida González


subir   poema aleatorio   Jesús Hermida González   siguiente / next   anterior / previous