III

Hace tiempo que tengo, amigo mío,
el pensamiento vago,
tirado a la bartola,
en paradero más que desconocido
y para despertarlo
me aposto en las esquinas más infames,
en los fondos del vidrio,
como una padre-coraje de la idea.
Mas... se esconde el cabrón
donde a nadie le importa.
Tal vez se ha acomodado
en el dulce agujero de una ninfa,
o en el zulo de oro de Manhattan,
(Antes del 11-S se comprende)

Jota Siroco



subir volver  Jota Siroco   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio