anterior autor siguiente

      LLEVADO POR LOS FAROS DEL BOSQUE

¿Qué sonido trae el horizonte,
qué sonido?
arde un tam tam lejano y mío,
se enciende en mi centro un anhelo, un estampido
nocturno que reverbera desde el suelo
y huele a damasco y quebrachales.

¿Qué llamado se deshoja desde el cerro,
qué llamado?
asemeja un alarido inquieto, ingrávido, codiciado,
y en mis oídos un puño de ríos invulnerables
inicia su trote firme y milenario...
palpando, acariciando el curso fértil,
intuyo palmas de ombúes, de ciruelos, de nogales.

¿Qué luces destellan desde la espesura,
qué luces?
en mi retina jadeante fulgura
una constelación de bestias y luciérnagas,
y mientras descifro su código mudo y musical
—esplendoroso, inmemorial— resplandece
la belleza de los búhos (faros del bosque),
así sus ojos: senderos
de barro y luz atravesando el aguacero del olvido,
ya me indican el destino, y ya lo entiendo,
ya lo acepto, ya me muevo,
ya sigo el derrotero...

Juan Ramón Ortiz Galeano


subir volver De la Patria Sangrante y la Aldea Enloquecida   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Publicado en la antología Poemas Inolvidables. Pertenece al libro inédito De la Patria Sangrante y la Aldea Enloquecida.