PERDER, SIN PERDER

Perder no sé qué cosa, si nunca la he tenido,
es como caminar por los desiertos
en la selva, agua y ríos;
casi es despertar sin la felicidad,
aún si ese cielo todavía no es mío;
cabalgar en brioso corcel, blanco o negro,
por las veredas como un retrato en las sombras
en busca del tesoro del cuento del mañana;
oír la conversación de lo que pudo haber sido,
es sólo miedo de ser, otra vez, uno mismo.

Ganar no sé qué cosa, lo contrario del fastidio,
es el ladrón de la monotonía, bañado
de un licor de brillante vida;
es la luz que toca las fibras de mi yo,
y hace verter una agradable respuesta:
hace nacer en mi interior la sonrisa de mis sueños,
derramar mil colores serenos en mi cielo,
dibujar bien las palabras que había perdido,
pero puede apagarse mi candelero:
¡qué más da! ¡Qué se apaga, si todavía no lo he prendido!

REPETIR SI TÚ QUIERES

Ricardo Serna G.



subir volver  Ricardo Serna G.   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio