Desde la distancia
                        de los sueños
soy un eco;
            que me engloba e interexplota socialmente
                      a mí mismo.

Con mis pensamientos me razono
                          en función al logro
                                          solo individual
y me torno en eco de mi mismo,
              de respuestas a hechos que por ego razones
              me postulo
—como ideas de la vida y preformas críticas—
                            prioritariamente
                          en mi propia conveniencia.

Y
como sueño-pienso lo que me supongo creo.
Y me torno en ecos de ideas que me sueño-pretendo
de los hechos en razones de mi mismo. Y en ello
tu y yo y todos somos prisioneros del sistema.

Un sistema de ideas es nuestro verdadero patrón y regente.

                                                            Parte lo heredamos
y el demás tramo lo llevamos recorrido cada yo,
            pensándome a mí mismo,
                                como edificación  de respuestas
                                    a     ecos, en que soy
uno... en el camino de la vida de todos.

Somos un mar de ecos de la vida,
por ello es que
            la vida nos mueve como a los océanos:
que tanto son vendaval
        como lánguida calma chicha:
maldad extrema de la naturaleza
                  o luz de albor y atardeceres.

Sergio Verduzco



subir volver  Sergio Verduzco   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio