anterior autor siguiente

            LIQUEN 7

Esta racha de viento que a mí llega
              acaso fuera silbo
en las gráciles jarcias de una nave.
O sonrisa plegándose en el ojo
acuoso y abierto de un estanque.
O corcel embridado de una nube.
O carne melodiosa de un oboe.
¡Quién sabe! Quién sabe y fue un suspiro,
que ha crecido, rodando por el aire.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Líquenes (1928)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio