anterior autor siguiente

            LIQUEN 43

La tarde le puso al mar
una camisa de fuerza
hecha con aire dormido
y aplicaciones violeta.

Tres ventanos triangulares
vestidos de luna nueva
ponen tres acentos finos
sin el amor de las letras,
en la página miope
que alfombra la tarde hueca.

Hay unos cambios de luces.
Y cuando crecen las velas
el día, sin saber cómo,
se estranguló en una ojera.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Líquenes (1928)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio