anterior autor siguiente

            LIQUEN 48

Ladeado de cintura
su pulmón hinchó el balandro.

La brisa ya está cansada
y sin poder alcanzarlo.

La copa de sal de espuma,
¿de la brisa o del balandro?

El banderín de la meta
tiene el puñal enrollado.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Líquenes (1928)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio