anterior autor siguiente

            LIQUEN 58

—Por mí...
                        —Por mí...
                                                —Por mí...
gritaron todos
los caminos del mar.

(Los remos zanquilargos
aventaban lunas caídas
y meridianos de colores).

—Por mí...
                        —Por mí...
                                                —Por mí...
volvieron a gritar.

(El silencio floreció
en un pairo de remos).

Las voces se pusieron a escuchar.
—¡Por mí!

La luna era todo el mar.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Líquenes (1928)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio