anterior autor siguiente

            LIQUEN 65

A Félix Poggio y Lorenzo

El marinero tenía
lleno de salitre el pecho.
Por eso como ninguno
tanto corría el velero.

Una novia en Buenos Aires
después tuvo el marinero.
Por eso tanto corría
hacia América el velero.

El marinerito tuvo
una novia en cada puerto.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Líquenes (1928)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio