anterior autor siguiente

                    20

Siempre te sobras a tu sed. Si llegas
a tus finales cercos de rompientes,
de tu abombado pecho se desdoblan
manantiales que corren con tu imagen.
Y nunca te limitas ni te bastas.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Transparencias fugadas (1934)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio