anterior autor siguiente

        DISCIPLINADO EMPEÑO DE TI MISMA

La ley es para ti el acantilado.
El cálculo, la norma, el precipicio,
tu única armonía. Tu amor, amor
de ángulo y compás. Más allá de tu suerte
no es la isla. Ni un ventanal abierto.
Con tus libros al día. Sin un anti.
En tu geometría no hay dialéctica.
Sólo una arteria, una compacta masa.
Un principio, un axioma sin variantes.
Sólo tienes un nombre y una pauta.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver La rodilla en el agua (1934-1935)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio