anterior autor siguiente

        VIDA INTERIOR TAN SÓLO

También la estrella es una isla viva
que desborda en el aire delantales
de luz y de suspiros transparentes.
Pero se mueve el cuerpo y las espinas,
espinas como lanzas, como flechas,
las venas libres de una sal que vibra
más allá de la cúpula del cielo.
Tiene un alma que vuela, que ilumina
su propia intimidad desintegrada.
Tú, no; tú ves llover desprendimientos,
caer de arpas, sollozar cristales,
géiseres invertidos descendiendo,
sin que un guiño de vida sobresalte
tu inalterable corazón que siente
dentro de sí la soledad gritando
con el brazo del mar a la cintura.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver La rodilla en el agua (1934-1935)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio