anterior autor siguiente

                        XVIII

He tallado en tus mármoles lejanos
la fina soledad de mis palabras.
Y una mental arquitectura en vuelo
motiva su oleada transparente.
Si pienso, te edifico. No en la línea
que te detiene al borde de tus nardos.
Sino en la vaga ondulación perdida
más allá de la brecha de tu frente.
Ámbito que no admite exploradores,
sin aire azul, de ingenuas hondonadas,
geografía virgen que preludia
el fondo de silencio de los lagos.
De ahí me llega toda esta palabra,
aún en boreales inocencias
y sin abrir los ojos todavía.
Palabras que me dejan al oído
un delgado rumor de caracola.
Con ellas te edifico si te pienso
esculpida en mis mármoles ausentes.

26 de octubre de 1942

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir volver Hombros de ausencia (1942-1944)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio