anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

ALONDRA DE LA TELA DE LA ARAÑA

A Josefina y Antonio

Ten cuidado, ruiseñor,
no vueles por esa rama,
que está tejiendo su tela
la alegría de la araña.
Se levantó muy temprano
porque el buen tiempo le hablaba
con unos labios que nadie
sabe aún dónde los guarda.
Y sus patitas de hilera,
por el rocío soldadas,
garabatean los hilos
de un sueño que no se alcanza.
Pero ella lo está tejiendo
con hebritas arrancadas
de los ovillos del viento
y las madejas del agua.
Ten cuidado, ruiseñor,
no le rompas con tus alas
sus diamantes de hilandera
y sus tisúes de plata.
Que te bordará un pañuelo
de tan finísima trama,
que hasta podría servir
de velo a una rosa blanca.
Mira con qué ingeniería
el aire dormido labra
y cómo tiende sus puentes
colgantes en la enramada.
Que es muy fea, ya lo sé,
ruiseñor; pero trabaja
tan al fondo de un espejo,
que no puede ver su cara.
No la piques, ruiseñor,
que desde el trino del alba
desborda dulce alegría
el corazón de la araña.
Y te bordará un pañuelo
con ramos de noches blancas.

autógrafo

Pedro García Cabrera


subir   poema aleatorio   Día de alondras (1951)   siguiente / next   anterior / previous
7 ALONDRAS EN EL BOSQUE